"Ban Heavy Fuel Oils from EU ports"

El carbono negro (BC), el material negro de hollín que se emite al quemar fuel oil pesado (HFO), representa una amenaza especial en el Ártico, donde acelera drásticamente el derretimiento del hielo. Mientras que la nieve y el hielo claros y blancos repelen el calor de las ondas solares, las superficies oscurecidas y cubiertas de hollín absorben más calor y se derriten a un ritmo acelerado. Esto es especialmente preocupante porque el hielo del mar Ártico ya está desapareciendo mucho más rápido de lo que preveían los modelos climáticos (tres veces más rápido que la media mundial). La buena noticia es que hay muchas posibilidades de influir. El carbono negro permanece en la atmósfera durante dos semanas o menos, por lo que en cuanto se prohíba habrá resultados casi inmediatos. Además, existen numerosas alternativas de combustibles más limpios a disposición de los operadores de buques. Estamos orgullosos de apoyar a la Clean Arctic Alliance a través de Seas at Risk en su proyecto de prohibir la entrada de carbono negro en los puertos de la UE, lo que podría reducir las emisiones mundiales de carbono negro hasta en un 90% casi de la noche a la mañana.

Acerca de Clean Arctic Alliance

Clean Arctic Alliance es una coalición de 20 organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan juntas para persuadir a los gobiernos de que tomen medidas para proteger el Ártico, su fauna y su gente. Desde su fundación en 2016, el grupo ha publicado varios informes consecuentes y ha presionado a los gobiernos internacionales para que mejoren las normas medioambientales y conserven el Ártico. Este año nos hemos asociado con ellos para ayudar a prohibir el carbono negro en los puertos de la UE.