La asociación Tursiops realiza 33 avistamientos de cetáceos en el norte de Menorca

Publicado por: eldiarioalerta.com

La asociación Tursiops ha informado este jueves que ha realizado 33 avistamientos de cetáceos, entre ellos 20 cachalotes, en el norte de Menorca durante la campaña Moby Mummy 2021, que llevó a cabo la primera quincena del mes de julio el velero Irifi, que recorrió un total de 840 millas en búsqueda y seguimiento de cachalotes en aguas del norte de Menorca.

MENORCA,22 (EUROPAPRESS)

La asociación Tursiops ha informado este jueves que ha realizado 33 avistamientos de cetáceos, entre ellos 20 cachalotes, en el norte de Menorca durante la campaña Moby Mummy 2021, que llevó a cabo la primera quincena del mes de julio el velero Irifi, que recorrió un total de 840 millas en búsqueda y seguimiento de cachalotes en aguas del norte de Menorca.

Esta tercera edición del proyecto ha contado con el apoyo de Menorca Preservation, la Fundación Ocean Born, el Ayuntamiento de Maó, el Consell Insular de Menorca, la Fundación Marilles y la Fundación Banco Santander.

Desde Turistop han indicado que, pesar de que la expedición se enfrentó a una meteorología adversa y también a un sonar militar que ahuyenta la presencia de cetáceos, en solo cuatro días de avistamientos el equipo pudo observar un total de tres grupos sociales de cachalotes, sumando 20 individuos, de los cuales tres eran crías.

En esta línea, han señalado que la aparición de estos cachalotes por tercer año consecutivo “no solo muestra la elevada presencia de estos maravillosos animales, sino que además aporta valor al área muestreada, ya que además se han avistado grupos de delfines listados en 11 ocasiones, los cuales han alcanzado un tamaño de hasta 100 individuos”.

En concreto, han explicado que el delfín mular, más costero, se ha identificado en tres ocasiones, sumando 24 individuos. El calderón gris ha podido verse hasta cuatro veces, superando en total los 60 efectivos. A todos estos cetáceos cabe añadir un total de nueve tortugas bobas y ocho mantas rayas.

“Estos resultados confirman la importancia de seguir dando pasos adelante con los estudios en esta zona, así como de continuar buscando fondos para repetir la expedición de Moby Mummy en el 2022”, han precisado.

Por otro lado, han remarcado que la implementación de un hidrófono de profundidad estático con el que monitorizar de forma continua la presencia de la especie en forma de grupos sociales podría aportar unos datos imprescindibles para una futura protección de la zona.

La directora ejecutiva de Menorca Preservation, Rebecca Morris, ha apuntado que desde un principio hizo mucha ilusión poder apoyar esta iniciativa, ya que parece algo vital que los menorquines conozcan mejor el medio marino y su increíble valor natural, cosa que solo es posible apoyando proyectos de investigación.

Por su parte, la presidenta de la Fundación Ocean Born, Carolina Manhusen Schwab, ha manifestado que gracias a la investigación llevada a cabo por Tursiops se ha demostrado que el área en cuestión es una “guardería” para los cachalotes del Mediterráneo, ya que se han encontrado grupos sociales con crías.

“Esta información es de fundamental importancia para entender lo que está sucediendo en esas aguas, y, por tanto, la importancia de que sea certificada como área de cría ya que sólo con esta certificación podremos proteger la vida marítima que reside en el norte de Menorca”, ha añadido.

La presidenta de Ocean Born también ha dejado constancia de su preocupación hacia “las importantes cuestiones que plantea el informe sobre la contaminación acústica, y esperamos que se aborden dichos temas”.

Adicionalmente, el fundador y director Científico de Tursiops, Txema Brotons ha comentado que tras tres campañas en el norte de Menorca los datos obtenidos son indicadores de que “se trata de una zona que puede ser clave para la población del cachalote Mediterráneo”.

“Durante las mismas se ha constatado una alta presencia de la especie en el área, con tasas de encuentro que superan ampliamente a las encontradas alrededor de Baleares, a pesar de que estas ya han sido identificadas como un enclave de primer orden para esta población”, ha remarcado antes de subrayar que “durante estos años únicamente se han avistado grupos sociales, es decir, hembras con subadultos y crías, y el porcentaje de estas últimas sugieren que la zona se está empleando como guardería por lo que trabajar en aras de su protección se revela como algo urgente”.

Moby Mummy pretende valorar la importancia del norte de Menorca para la población mediterránea de cachalotes, ya que durante el 2019 y el 2020 se observaron un importante número de grupos sociales de la especie con crías de corta edad.

El objetivo de la investigación es la obtención de datos básicos para la posible creación de áreas marinas protegidas que favorezcan la reproducción y preservación del cachalote. Sin embargo, desde Turistop han lamentado que esta especie se ha visto muy perjudicada por la pesca ilegal por redes de deriva, y estudios recientes estiman un tamaño de población máximo de 1.000 animales.